“Ahora tenemos la soja y el girasol bajo el agua”

En exclusiva, para El Periodístico de FM Alpha, dialogamos vía telefónica, con la responsable de la Estancia La Atropellada, Lucila Pagliere, ubicada en los límite de los distritos  de Las Flores y Roque Pérez, quien informó  sobre el estado de las aguas en el paraje Sol de Mayo, y La Reforma, donde están afectados los cultivos de los productores por el  desborde del arroyo Las Flores, y  quien dijo- “ahora tenemos la soja y el girasol bajo el agua”.

“La verdad que hay muchísima agua que no se sabe de dónde viene. De La Picasa o Bolívar, normalmente al arroyo de Las Flores viene de Bolívar. Supongo que pasa El Salado por La Picasa y primero se llenó el arroyo y luego el río Salado. Debiera ser a inversa. No hay capacidad de absorción, y hay mucha cantidad de agua, en realidad en todo el país hay mucha agua”, reflexionó a modo de conocer el movimiento de las aguas en la zona, ya que por generaciones sus abuelos y padres se han desarrollado en la explotación agropecuaria.

También se refirió a la posibilidad de entrar y salir del campo por los caminos rurales y señaló Pagliere “En cuanto al camino está bien, ha sido levantado recientemente. Si Hay una alcantarilla que está rota hace mucho tiempo, y ahora veo que se está rajando hay que tener cuidado ya que esto derrumba el camino

“Se puede divisar-dijo- desde el puente Pagliere  ves  un mar, ves como viene con mucha fuerza y está bajando. No sabemos hasta cuándo. El otro día cuando viene al pueblo vi que había agua y cuando volví  el mismo día del pueblo había el doble de agua”.

En un claro reclamo a las autoridades sobre la información meteorológica,  como también sobre el recorrido de las aguas hacia arriba o hacia abajo, de los arroyos y canales,  señaló “Y las autoridades no dicen nada, nadie sabe nada, nadie dice si baja o sube el agua o  de donde viene. Si viene del norte estamos en el horno, y si viene por Bolívar sabemos que de allí tanta agua no hay”.

También se refirió al plan Master hídrico de de la Cuenca del Salado, que fue realizado por partes, debido a la crisis económica del 2001, y que aún no se ha terminado.

“El plan maestro, habla que se debe construir simultáneamente desde la Cuenca, alta, media y baja y además hacer reservorios de agua e ir regándola de acuerdo a las lluvias y la situación. Es una obra muy importante, y habría que tomar El Plan Maestro de la Cuenca que hizo Duhalde es un estudio que costó mucho en su momento”.

“Hay que regular el agua,  hacer reservorios  y esto implica también tomar parte de campo, no sé de qué forma y hay campos que son inundables y acumular el agua y hacer las compuertas. O lagunas y regularlas con compuertas y de acuerdo a como esté el clima y cuando necesitas retener las retenes. Hay alrededor de 15 millones  de hectáreas con agua, ahora tengo el  girasol y la soja, es una perdida muy grande para la provincia.

 Y además venimos pagando impuestos, para hacer obras.

En la tanda de análisis y afectadas por las pérdidas de su cosecha agregó “Siempre hay impuestos para hacer obras que no se hacen. Acá tendríamos que poder medir la cota del agua”.

Por otro lado el canal 11  que atraviesa Pardo y vienen del distrito de Azul, está al borde de su límite. Y corre con intensidad” dijo Juan Manuel Damperat  “En el paraje ha habido mucho agua,  sin problemas para los pobladores en sus viviendas. La ultima lluvia que cayó,  fue 185 a 200 milímetros, registro no común para la zona. Esta situación hace que el canal este al borde de su límite”, peligrando frente a las nuevas lluvias.

También dialogamos con Nelson Garzón del paraje El trigo, otra zona  muy complicado por las aguas que de hecho vemos los desbordes en la ruta 91 camino a Saladillo. “yo no puedo entrar a mi casa, tengo el agua a un metro de la casa y con profundidad, corre tan rápido que veo los bagres  y las carpas por el monte dijo Garzón-  quien a la hora de salir utiliza el caballo y deja su auto en una estancia camino arriba, para venir al pueblo por sus víveres.

Finalmente si echamos una mirada a las orillas de la defensa de la ciudad notamos que la laguna de La Blanca ha tomado una dimensión importante con sus desborde sobre los caminos rurales lindantes y en muchos casos más de un productor tiene el agua en sus tranqueras.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?