Carta de agradecimiento

Mi nombre es Daniel Gómez, mi profesión es hacer trabajos de jardinería y algunos en el campo para mi familia. El pasado viernes 31 de marzo sufrí un accidente en el campo de mi padre, donde una máquina me atrapa el brazo y con sus filos me lo destruye. Yo me hallaba con mi compañero haciendo el trabajo de fertilización, y en un instante sucede dicho accidente. Ante la desgracia y la urgencia de lo sucedido, pues estábamos a 68 kilómetros de Las Flores, casi sin señal de celular, tuvimos que salir con la camioneta camino al Gualichu. Al contactar a la policía, hacemos el pedido de auxilio, nos ordenamos para el encuentro en el camino, mientras tanto yo seguía con mi brazo hacia arriba como para que perdiera menos sangre. Al llegar al paraje, la ambulancia del SUM me estaba esperando, mientras le relato al médico lo sucedido, me coloca un analgésico para aliviar el dolor que sentía hasta en la sien, gracias a Dios no perdí el conocimiento, pues la herida era inmensa. Ni bien logra tomar contacto el médico Rubén Forconi con el hospital, que le daba detalles del accidente para que me esperaran con todo el sistema más dispuesto que he visto y en primera persona.

Mi principal agradecimiento es al observar el gran despliegue profesional que se realizó momentos antes de que llegase al hospital, pues ni bien lo hice con la ambulancia, camilleros, médicos, enfermeras estaban atentos según datos ya que había pasado en el viaje el Dr. Forconi. Ante esto, me trasladan a rayos y enseguida entro al quirófano, donde me estaban esperando un equipo de médicos listos para someterme a una fuerte intervención: médicos, enfermeros, técnicos y  demás profesionales encabezados por el Dr. Pedro Fernández. Me dieron anestesia para poder realizar la cirugía que tuvo sus complicaciones, pues, en el medio -luego de todo- me dijeron que se reventó una vena, como también luego me comunican que tenia absolutamente todos los tendones destruidos.

La operación tuvo una duración de más de 3 horas, pues me desperté y enseguida consulté la hora. Pero reitero, mi agradecimiento en lo más profundo, es al observar como trabajó todo el equipo de profesionales para restablecer mi miembro superior derecho, a tal punto que el Dr. Rodolfo Cosentino de la Clínica de la Mano en La Plata, se sorprendió para bien y me dijo que el médico que había hecho esto en mi brazo, era un artesano. Es por esta razón, y por lo que viví, que luego de este relato, no tengo palabras de agradecimiento para todo el equipo del hospital de Las Flores.

Daniel Gómez
D.N.I. 13.802.598

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?