Debido a las elecciones el aborto no se debatirá este año

A pesar del multitudinario acompañamiento que recibió la presentación por octava vez del proyecto para legalizar el aborto, debido al parate que sufre el Congreso por el año electoral la norma no se debatirá este año. Esto ya fue acordado por el oficialismo y la oposición, que coincidieron en que el calendario de elecciones no permite realizar un tratamiento serio y profundo como el que se logró en 2018, en donde se obtuvo media sanción en Diputados y lo rechazó el Senado.

La Campaña Nacional por el Aborto Legal y Gratuito, encargada de la redacción del nuevo texto, es consciente de esta situación pero no pierde la ilusión: apuesta a colar el debate después de las elecciones generales del 27 de octubre y realizarlo antes del 10 de diciembre, cuando ocurre el recambio parlamentario.

Que esto sucediera no sorprende y ya se veía venir luego del ejemplar debate que hubo el año pasado. Sucede que siempre cuando hay elecciones el Congreso disminuye considerablemente su actividad y, además, evita debatir temas demasiado sensibles para la sociedad.

En este punto coincidieron tanto diputados «verdes» como «celestes», que rápidamente acordaron que las condiciones no estaban dadas para emular lo logrado en 2018. No solo por el interés del Gobierno de no abrir el recinto demasiado sino también por la cantidad de provincias que desdoblaron las elecciones de la nacional, lo que implica que muchos diputados y senadores estén en sus distritos.

Sin embargo, nadie en la Casa Rosada o el oficialismo militó por lo contrario. No querían que la discusión atravesara la campaña y, de paso, no le dan espacio a la oposición para despotricar contra el Gobierno en la Cámara. La crisis económica contribuye a esta postura.

Hay otra cuestión que alentó que se dejara de lado el tratamiento: la composición del Congreso. Como no cambió nada con respecto al año pasado, se descuenta que el resultado será el mismo. Ante esto, en Cambiemos -y en un sector de la oposición- consideran que no es conveniente abrir el debate sobre un tema del cual se sabe el resultado.

Con este panorama, la expectativa es que la iniciativa, que entró esta tarde por Diputados, ni siquiera alcance a ser debatida en las comisiones. Por ejemplo, en la comisión de Legislación Penal -una de las que moderaron el debate en 2018– no está en agenda introducir el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?