Desembarca en Neuquén la primera estación de servicio “low cost”

La batalla de los surtidores está a un paso de ingresar en una nueva etapa en la región. La firma Voy anunció que abrirá entre marzo y abril las primeras estaciones de servicio “low cost” en la región.

La liberación de los precios de los combustibles, en octubre del 2017, tuvo poco peso en el resultado final de los precios pues tras la corrida cambiaria las naftas registraron a lo largo del año pasado una suba de hasta el 70%.

Pero las estrategias de las petroleras por ganar una mayor cuota de mercado ya se plasman en la región y el país, no sólo con valores diferenciales en función de la ciudad e incluso la zona donde se ubica cada estación en una misma ciudad, sino que ahora también apuestan a captar más clientes con descuentos especiales.

La firma Voy, de Refipampa, se autodefine dentro de este escenario como “la primera low cost del país”, dado que desde la marca se promete mantener siempre el precio más bajo que sus competidoras. De momento Voy cuenta con bocas de expendio para el sector agroindustrial y una estación en Junín, provincia de Buenos Aires.

Pero la compañía planea abrir en este año 25 nuevas estaciones de servicio, de las cuales una está planificada en la ciudad de Neuquén y otra en Cipolletti. En total la firma prevé invertir unos 160 millones de pesos en la apertura de sus nuevas estaciones que también abarcarán a las provincias de La Pampa y Buenos Aires.

El sistema “low cost” ofrecido no consiste en reducir los servicios que se prestan, sino que se centra en una política de precios baratos, a los que se adicionan promociones especiales a las que se acceder por medio de una aplicación para celulares propia.

Esta semana la firma lanzó su programa “Compromiso Voy”, por medio del cual aseguran que ofrecerán hasta marzo sus combustibles de grado 2 a un precio menor al que tengan las demás estaciones de la misma localidad.

Esta reducción del precio de venta es posible dado que se trata de una compañía de downstream integrada, pues cuentan con la refinería ubicada en La Pampa y una red propia de logística y transporte.

A raíz de los incrementos de precios que sacudieron los surtidores durante el año pasado, desde la Cámara de Expendedores de Combustibles de Río Negro y Neuquén advirtieron que se han identificado varios cambios de hábitos en los compradores.

Según explicaron, son contados los conductores que siguen pidiendo cargar el tanque lleno y el grueso de las ventas pasó a ser por montos redondos como 500 pesos. En tanto que la mayoría de los consumidores opta por medios de pago electrónico, como crédito y débito, tanto en la búsqueda de financiar el pago, como así también para evitar elevados pagos en efectivo.

Fuente: RíoNegro.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?