Detienen por encubrimiento al secretario de Seguridad de San Miguel del Monte

Ayer quedó detenido el secretario de Seguridad Municipal, comisario retirado Claudio Martínez (56), en una jornada donde también se emitieron otras órdenes de arresto para cuatro oficiales.

Se trata del subcomisario Franco Micucci, el teniente Ángel Héctor, la oficial ayudante Nadia Genaro y el oficial inspector José Manuel Durán. A todos ya los había desafectado el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. Todos quedaron detenidos.

Héctor, detenido este domingo, está acusado de no haber preservado la escena donde sucedió todo.

Según el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, en la causa está acreditado que en el procedimiento participaron tres patrulleros en los que había en total ocho policías y que desde uno de ellos se dispararon dos armas que les había suministrado la fuerza.

Los peritajes balísticos establecieron que la pistola de la cual salió el proyectil que hirió a uno de los chicos era un arma de las secuestradas a los policías y que una de las víctimas tiene un orificio de un proyectil calibre 9 milímetros.

Los agentes nunca admitieron haber disparado. El sábado se negaron a declarar siete de los ocho detenidos hasta ese momento. La única que habló fue la oficial Melina Blanco, arrestada por presunto encubrimiento ya que se sospecha que viajaba en uno de los móviles que intentó interceptar el Fiat 147. Para los investigadores, ella observó todo, aunque luego firmó un acta en el que se habrían falseado las circunstancias por las que murieron las víctimas.

“El Toro” Martínez se desempeñaba como director de Seguridad, aunque con la muerte del secretario, comisario Julio Basigalupo, en abril último, estaba en ese cargo que, en los municipios bonaerenses, ocupan civiles, habitualmente con pasado en las fuerzas policiales.

A todo esto, Rocío “sigue estable, con algunas mejoras” y, a pesar de la gravedad de su cuadro, hubo el domingo un parte médico “positivo”, según informaron familiares.

“Sigue estable la parte cerebrovascular y cardiovascular. Está bien, con algunas mejoras, no tuvo fiebre. Le sacaron el drenaje del pulmón izquierdo, pero el derecho sigue con algo de líquido”, confiaron en su entorno. Además, explicaron que “le bajaron la sedación” y que la chica “amagó con despertarse, pero la sedaron de nuevo porque intentaba toser y eso puede ser riesgoso”.

Primero los policías involucrados quisieron hacer pasar el caso como un accidente. Cuando se conoció la imagen de un agente con medio cuerpo afuera de un patrullero mientras seguían al Fiat 147 de las víctimas, quisieron justificarlo con que los “alumbraba con una linterna”. Finalmente, se supo que los agentes dispararon contra el coche. Para explicar la persecución inventaron un llamado al 911 que nunca existió.

Cómo se originó todo lo saben solo los policías y Rocío. Los agentes mantuvieron hasta ahora un “pacto de silencio”. Pero tienen que explicar por qué empezaron a seguir al Fiat que conducía Suárez, por qué dispararon y por qué mintieron.

 

Fuente: Clarín

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?