Fin de una época: cerró Radio El Mundo luego de 80 años al aire

Fue una de las emisoras pioneras de la radiofonía argentina pero su legado llegó al fin. Radio El Mundo dejó de transmitir esta semana y despidió a unas 60 personas que integran el personal de la emisora. Con su cierre quedan atrás más de 80 años de historia. Su primera emisión fue el 29 de noviembre de 1935 desde Maipú 555 con la licencia de Radio Cultura. Durante los años 80 sus estudios se mudaron a la calle Teniente General Juan Domingo Perón 646 y luego a las sedes Tacuarí 2035 y Avenida Rivadavia 825.

Por sus estudios pasaron figuras como Niní Marshall, Luis Sandrini, Juan Carlos Thorry, Nelly Prince, Pepe Iglesias, Fioravanti, Antonio Carrizo, Jaime Font Saravia, Julio César Barton, Carlos Ginés, Riverito, Cacho Fontana, Armando Rolón, Hugo Guerrero Marthineitz, Luis Landriscina, Silvio Soldán, Leo Rivas, Juan Alberto Badía, Héctor Larrea, Julio Mahárbiz, Fernando Bravo y Víctor Sueiro, entre muchos otros.

Así la recordaba Larrea en una entrevista al sitio Narrativa Radial: “Mi padre murió cuando tenía nueve años. En mi casa se vino una ola de desolación terrible. Yo no había visto sonreír a mi madre en tres meses ni una vez. Entonces le dije: ‘Mamá, ¿podemos prender la radio?’. Entonces sintonizó radio El Mundo y había una audición con extraordinarios actores cómicos, que auspiciaba Olavina, un aceite. De pronto, me doy vuelta y mi mamá estaba riendo».

El fin de una época. Luego de su nacionalización e intervención por más de tres décadas, con el regreso de la democracia la emisora fue adjudicada por el Estado a Difusora Baires S.A. En noviembre de 2005, las sociedades FioFio Producciones suscribió a un contrato de compra-venta de la licencia por el que pagó a Difusora Baires S.A. una suma de U$s 1.300.000. Pero el conflicto en Radio El Mundo comenzó en enero de 2018 cuando FioFio comenzó a congelar los salarios.

Hoy, los trabajadores denuncian que la emisora fue «desmantelada» y que las autoridades de Difusora Baires S.A, del Grupo Disney, entregaron su licencia al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM). “Reclamamos que el ENACOM no acepte esta licencia, que se siga explotando la radio y que no se pierdan las fuentes de trabajo”, explicó Nadia Vilela, integrante del Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público y Afines de la República Argentina (SUTEP), en declaraciones al diario El Intransigente. Durante los últimos años su programación fue transmitida desde los estudios ubicados en el barrio de Palermo, en la calle Gorriti 5995.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?