Fuerte embestida de motociclistas a efectivos policiales, deja a 3 agentes hospitalizados

El hecho se dio pasadas las 22 hs. en un operativo cerrojo donde una decena de motociclistas, arremetieron contra móviles de la policía comunal.

El fuerte encuentro sucedió en la intersección de esquina Alsina y Pueyrredón, cuando un par de móviles capitaneados por el comisario Sebastián Guillen había bloqueado el paso de los motociclistas. En dicha intersección, sorteando las indicaciones de los efectivos, intentaron llegar a calle Alsina y Harosteguy, cuando los mismos observaron que tenían cerrado hasta con vallas, se vuelven, y embisten a 3 agentes, inclusive uno de ellos fue arrastrado varios metros sobre el pavimento, generando la caída de una moto twister 250cc con dos motociclistas a bordo. En dicha embestida, 2 agentes más resultan heridos.

Todos fueron hospitalizados con diversos politraumatismos. Los agentes son: Zappetini – Bautisteza y la femenina Larraburu.

Los motociclistas hospitalizados y luego aprendidos fueron: Nahuel Suárez y Tomás Puente.

Aunque los tres efectivos se encuentran doloridos, Larraburu ya está descansando en su casa mientras que los masculinos continúan en el Hospital Local, ya que los dejaron en observaciones a causa de la cantidad de golpes que recibieron.

«Los chicos ya tocaron fondo. No tengo palabras para describir lo que paso anoche. Tomaron una velocidad muy fuerte en 100 mts y los pasaron por arriba a los oficiales. No procuraron su integridad física ni la de los demás. Ninguno de ellos estuvo lastimado, los tres oficiales sí»; comentó Sebastián Guillén en diálogo con Marcelo Núñez.

«Nosotros somos los buenos. Somos una policía nueva, la de antes se terminó. Soy una persona jóven en el oficio pero quiero y busco corregir estas situaciones (…) los chicos que están lastimados, le sacó el uniforme y son tres ciudadanos comunes. Lidiamos con lo más feo, con el delincuente que trata de evadir al sistema judicial haciendo cualquier cosa», sostuvo para luego agregar «agradezco a la gente que nos apoya y a quien no, es nuestro trabajo. Vamos a seguir haciendo esto».

«Ayer había gente en la cuadra, había un niño que no lo pasaron por encima de milagro. Si pasaba algo peor la culpa sería nuestra. Si voy a golpear la puerta de una casa de esta gente, me atiende el padre y nos echan de la casa. No colaboran en nada. No piensan en que el hijo se puede matar o matar a otra persona, piensan en no pagar una multa. Pero vamos a seguir trabajando de esta manera», reafirmó Guillén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?