“Ningún instrumento está hecho para estar mudo”

Pasó por El Periodístico, conducido por Ernesto “Chino” Varela, Alejandro Badi, profesor Superior de Música y Maestro Organero para Latinoamérica, quien  lleva adelante la reparación del órgano de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen y prevé su funcionamiento para la segunda quincena de marzo, luego de erradicar las ratas que lo habían colonizado por los últimos 30 años.

“El órgano vino de Alemania de la firma Balker, en el año 1922. El instrumento es como una orquesta porque tiene una serie de flautas  de tubos que imitan el sonido de  diferentes instrumentos orquestales, es toda una colección de instrumentos que  funcionan a aire”, explicó Alejandro Badi.
Entre los detalles sobre la sonoridad informó el maestro “El órgano se diseña a medida de la Iglesia y a medida del coro y el espacio. Si vemos la arquitectura  de la Parroquia vemos que la fachada tiene las  tuberías de alguna forma que permiten ver el vitral. Y toda la parte cóncava y esta iglesia que es italiana y al no ser tan alta y al tener las tres naves de media caña  favorecen el  sonido”.
Sobre las condiciones en las que se encontraba el instrumento informó, “el órgano se dejó de usar por lo menos hace 30 años. Se cerró el coro y no subió nadie. Según me dice la gente el motivo fue que la señora que lo tocada falleció, y al no haber  quien lo use el instrumento se deteriora. En Música ningún instrumento está hecho para estar mudo”.
Así fue como a raíz de las palomas luego llegaron las ratas que hicieron sus nidos, y se comieron las  válvulas de cuero. Las ratas infectaron el órgano y  el orín mancha.  Por lo tanto el primer trabajo fue limpiar y lijar con máquinas, los elementos que forman el instrumento.
Cuenta con unos 1200 tubos de los cuales tienen 120 tubos de madera y el más grande mide 5 metros por 40 cm, que es el do bajo. Tiene tubos de metal que pueden ser chapa de cinc. Y todo lo que va dentro del órgano es estaño, 60% estaño y 40% de plomo (el peltre material para hacer tubos de órganos, fácil de soldar y afinar).
No se pueden afinar en forma electrónica porque, dijo, “la afinación dura  15 días y cambia mucho con la temperatura, a pesar que se mantiene en las iglesias”.
“En cuanto a los repuestos -dijo- no existen los tuve que hacer yo con el cuero glasé o  vientre de  venado para hacer las  2000 válvulas del órgano nuevas, y del cuero viene la respuesta. Aquí todo funciona a presión de aire, y lo único eléctrico es el motor que da el aire, y todo lo demás le hace el órgano a presión de aire, que se desplaza por los tubos de plomos”.
“Del costado del órgano salían dos palancas que inflaban el fuelle grande y cuando hay que tocar se necesitan dos personas una para echar al aire y otro para tocar”.
Cabe destacar que el profesional elegido para su reparación es Profesor Superior de Música del Colegio Nacional. Estudio con el organista de la Basílica Santo Domingo una de las más antiguas de Buenos Aires. Ingresó en el Teatro Colón, en el año 1980 , fue premiado con una beca para ir a perfeccionarse como  músico a Viena (Austria), donde explicó “una de las materias era organista y me fui a vivir cinco años, hice una Tecnicatura y soy el único diplomado en toda Latinoamérica, con el Título de Maestro Organero.  Estos instrumentos son muy caros y no los puede tomar cualquier persona.”
Finalmente señaló “es probable que esté terminado para la segunda quincena de marzo”.

 

Comentarios (1)

  1. mario morales dice:

    esperemos que sea para marzo, hay algunos que tenemos ansiedad !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?