Paseo del Bajo: Siete kilómetros que terminan con una congestión de décadas

El Paseo del Bajo, una de las principales obras de infraestructura realizadas en la ciudad de Buenos Aires en las últimas décadas, es una vía terrestre de 7,1 kilómetros destinada a mejorar la fluidez del tránsito y la conexión entre el Norte y el Sur de la Capital Federal, desde la calle Brasil hasta el Peaje Illia.

El Paseo separa los camiones y colectivos de los vehículos particulares con una nueva autovía para el tránsito pesado y conectará las autopistas Buenos Aires-La Plata y 25 de Mayo-Illia, el puerto y la terminal de ómnibus de Retiro, y de ese modo se logra que unos 135.000 usuarios ahorren hasta 35 minutos de viaje.

Según datos oficiales, más de 3.500 personas participaron en la construcción del corredor vial, que se inició en enero de 2017.

En el último mes trabajaron 1.037 armadores, carpinteros y albañiles; 357 operadores de equipo y choferes; 239 mecánicos, señaleros y electricistas; 128 ingenieros y arquitectos; 83 técnicos, supervisores y capataces y 153 agentes administrativos.

Toda su extensión (7,1 kilómetros), con su uso exclusivo para camiones y micros de larga distancia, servirá para descongestión de la zona del microcentro porteño.

«El viaducto brindará una mayor seguridad vial y reducirá un estimado de 30 minutos de viaje a los 135.000 usuarios que cotidianamente ingresan en la Capital Federal», precisaron desde Presidencia de la Nación.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?