Resultado positivo para el uso de Cannabis medicinal

La Organización Mundial de la Salud recoge en un comunicado el resultado de su estudio en profundidad sobre los riesgos del uso del cannabis.

El resultado, muy positivo, reconoce claramente sus aplicaciones médicas, equilibra los daños y revoca de facto la posición de la OMS a partir de 1954 según el cual “los estados debían hacer todos los esfuerzos para abolir el cannabis”.
Este cambio supone un gran avance en la política internacional de cannabis, y una clara victoria de la evidencia sobre políticas prohibicionista. Las legislaciones se verán afectadas a nivel mundial y las reformas se inspirarán a nivel nacional.

El informe recomienda que el cannabis y la resina de cannabis “se eliminen de la Lista IV de la Convención Única sobre Estupefacientes (1961)“. La Lista IV de la Convención de 1961, la categoría más restrictiva, incluye sustancias peligrosas con un valor médico extremadamente limitado o nulo. Si se sigue esta recomendación, el cannabis y la resina de cannabis permanecerán en el Anexo I.

El cannabis dejaría de formar parte de la Lista IV de la Convención de 1961, la categoría reservada para las sustancias más peligrosas. El THC en todas sus formas se eliminaría del Convenio de 1971 y se colocaría en la Lista I del Convenio de 1961.

Las preparaciones de CBD puro y CBD que contengan no más de 0.2% de THC no se incluirán de ninguna manera en las convenciones internacionales de control de drogas.
Las preparaciones farmacéuticas que contienen delta-9-THC, si siguen ciertos criterios, se agregarían a la Lista III de la Convención de 1961, reconociendo la improbabilidad de abuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?