El Vaticano cerró un instituto salteño fundado por un cura acusado de abuso

El Vaticano cerró el Instituto religioso de derecho diocesano Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, con su sede principal en Salta. El decreto se basa en la investigación realizada por dos comisarios pontificios, tras haber recibido serias denuncias sobre el Instituto religioso.

El fundador del instituto es el sacerdote Rubén Agustín Rosa Torino quien está imputado por abuso sexual gravemente ultrajante por la duración, agravado por ser el autor ministro de culto reconocido en perjuicio de dos víctimas; y de abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de culto reconocido, en perjuicio una tercera víctima. Rosa Torino permanece detenido en una de las propiedades del Instituto.

Por la delicadeza y complejidad del caso, se designó como delegado pontificio a fray Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, arzobispo de Bahía Blanca, con todas las facultades necesarias y apropiadas para el desempeño de la tarea recibida de acuerdo con lo que prescriben las normas canónicas.

La Fiscal Penal 3, Verónica Simesen de Bielke, dijo que advirtió al fiscal penal federal en turno sobre la posible comisión de los delitos de lavado de activos y narcotráfico por parte del religioso Rubén Agustín Rosa Torino, tomando como noticia criminis la publicación titulada “La Virgen de Guadalupe, el nexo entre El Chapo Guzmán y un cura argentino acusado por abuso”.

Según esa publicación periodística “ex religiosos confirmaron que el cura Agustín Rosa los obligaba a transportar dólares desde México a la Argentina. El capo narco iba a pagar la reparación del techo de un convento antes de ser arrestado en el 2014”.

La nota también relata que un ex integrante de la congregación, que vivió en México a donde el instituto tiene varias sedes, confirmó que grupos de narcotraficantes del cartel de Sinaloa le pedían a Rosa y a los miembros de la congregación que los bendijeran antes de los operativos importantes.

Este martes a la noche, a pesar de la medida tomada por el Vaticano, la iglesia de la Santa Cruz -a donde está el Instituto- estaba funcionando a pleno y mantenía sus actividades religiosas con normalidad.

Fuente: Cadena 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Contraseña perdida?