La primera quincena de vacaciones deja números favorables en la Costa

Para destinos como Pinamar y Mar del Plata, este año esta siendo uno de los mejores. Y esto se repite en los demás destinos turísticos de la costa bonaerense, en boca de autoridades y operadores del sector, a la hora de hacer un balance de la primera quincena de enero. Niveles de ocupación que parten del 75% y trepan hasta la totalidad de las plazas, junto con volúmenes de consumo superiores a los de veranos pasados marcaron este arranque del verano e ilusionan con que el éxito continuará en lo que resta de las vacaciones.

Las cifras de ocupación de la primera quincena en el partido de Pinamar confirman lo que ya se anunciaba entre hoteleros, inmobiliarias, comerciantes y turistas. Hay un récord de visitantes y, hasta el momento, es la mejor temporada de los últimos años, sobre todo si se tiene en cuenta que la segunda mitad del mes suele llegar aún más gente. El promedio general de ocupación en todo el municipio -que incluye a Pinamar, Cariló, Valeria del Mar y Ostende- es del 89,4%.

En Mar del Plata, empresarios y comerciantes de distintos rubros también coinciden en que viven el mejor arranque de temporada de verano. Si bien lamentan el bajo rendimiento que tuvo aquel fin de semana de Año Nuevo, condenado en buena medida por fuertes lluvias, celebran el verdadero aluvión que empezó desde las primeras horas de enero y ya no se detuvo.

La ocupación promedio estuvo por encima del 75%, un nivel que en los últimos tiempos solo se conseguía durante la segunda quincena, siempre la más fuerte y rendidora de cada verano. Según la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, durante este último fin de semana se trabajó con siete de cada diez camas ocupadas, en ritmo casi similar al del alquiler de casas y departamentos. Algo mejor trabajaron en hoteles gremiales y de cinco estrellas. La permanencia promedio se mantiene en 4 a 5 noches.

Las colas que se advierten cada noche en las puertas de los restaurantes y bares, en particular durante los picos que se dan durante cada fin de semana, son un reflejo no solo de la cantidad de turistas que llegaron sino también de su predisposición al consumo.

Además, como en Mar del Plata no hay Uber ni servicios similares, celebran taxistas y remiseros, que coinciden en que la demanda creció y mucho este verano, en particular en el turno noche y con buena cantidad de viajes a las playas al sur del faro.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share

Login

Contraseña perdida?