Una de las páginas de oro del automovilismo

Desde el móvil de la radio dialogamos con el arq. Jorge Serafini,  quien recordaba sus años de oro hace 4 décadas y nos contó en exclusiva para Fm Alpha, “El 8 de mayo de 1977, exactamente 40 años, lograba un triunfo corriendo en auto en Florencia,  Italia. En ese momento era piloto oficial de Alpha Romeo, que estaba corriendo con el Alpha sud y patrocinado por la cigarrera 43-70 , una marca de cigarrillos con  una mezcla de entre negro y rubio y se vendía mucho en esa época”,  dijo al recordar lleno de alegría aquella epopeya de un  grupo de florenses, entre los muchos que lo lideraban estaba “el Negro Barragán” quien dejó en la memoria momentos imborrables.  Y recordó Serafini “hice la campaña en Europa, corrí dos carreras y gané las dos. Anteriormente había ganado en Austria, y el 8 de mayo gané en el circuito Mugello, de Italia”.

También hablamos de sus recuerdos, “En principios –dijo- son todos recuerdos lindos y son cosas que no olvidas nunca en tu vida. El recibimiento que me hicieron acá en Las Flores cuando vine fue apoteótico, mucha gente,  bocinas y bomberos,  fue hermoso. Nunca te olvidas de esas cosas. Realmente fue una etapa muy linda en mi vida. Pienso que fue importante el logro que se obtuvo porque hoy en todos los ambientes de automovilismo se menciona y se recuerda”.

Sobre los nuevos tiempos para el deporte consideró “Nosotros practicamos un automovilismo un poco distinto donde tenía mucho más que ver el individuo que el auto. Hoy con la tecnología, con todo lo que hay con las maneras de poner a punto un auto y conseguir estas distintas informaciones que antes por ahí no tenía, el piloto ha pasado a tener un papel menos relevante que el que había antes. Antes vos eras un buen piloto y tomabas diferencias con los demás, y hoy te están mirando de boxes con una computadora qué es lo que estás haciendo arriba del auto y te lo corrigen. Ha cambiado mucho”.

En la tanda de análisis explicó “También lo que me parece que le hace mal al automovilismo es un poco la televisación y la comercialización. Dejó de ser deporte para ser un negocio, donde las empresas compran espacios y compran pilotos. Yo corrí y anduve bien y gané campeonatos gracias al esfuerzo de todos mis amigos y de mi pueblo; noches enteras trabajando hasta la madrugada en el taller y poniendo a  punto el auto, armando y desarmando motores. Mis amigos iban a trabajar, me dieron una mano muy grande y trabajaron todo sin ningún tipo de interés económico – era solamente colaborar y ayudar”.

Finalmente recordó el  desarrollo del automovilismo  en la ciudad y nos contó “ Con el Torino salí campeón en Argentina en los años 70 – en la época que corría Marco Pagliere, corrí yo también. Fue el primer campeonato que gané con Torino en 1970. Esa pasión era realmente una forma de vida y que nos llenaba de orgullo. Yo creo que lo más importante en un piloto es formar un buen equipo. Porque vos como piloto podes ser muy bueno y ganar una carrera. Pero ganar un campeonato, no se gana de casualidad. Se gana porque vos tenés un equipo. Quiero volver a agradecer a todos aquellos amigos que me han dado una mano grandísima. En especial tengo un gran reconocimiento por una persona que está dentro de mi corazón que hoy es fallecido, El Negro Barragán,  pero fue como un padre para mí en esto – se movió terriblemente para ayudarme y estoy eternamente agradecido”, recordó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share

Login

Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: