Alberto Fernández anunció que Argentina producirá la vacuna de Oxford

“El Laboratorio AstraZeneca ha firmado un acuerdo con la fundación Slim para producir entre 150 y 250 millones de vacunas destinadas a toda Latinoamérica con excepción de Brasil. Estarán disponibles para el primer semestre de 2021 y será distribuida equitativamente entre los países que así lo demanden”, señaló Alberto Fernández que, acompañado por el ministro Ginés González García y por la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, abrió la conferencia de prensa en Olivos. Y continuó: “La producción latinoamericana estará a cargo de Argentina y de México y eso permitirá un acceso oportuno y suficiente de la vacuna a toda la región. Serán los puntos referenciales y me alegra que podamos traer una solución al continente. Es una linda noticia, un dato esperanzador”, dijo el mandatario.

Argentina se encargará de la producción de la materia prima –de la sustancia activa–, mientras que México se encargará de envasar el producto y de completar el proceso de producción de la misma.

Además destacó que el aporte de la Fundación Slim (creada por el magnate mexicano con ese mismo apellido) permitirá el acceso a “precios mucho más razonables”. Según el Presidente se calcula que cada dosis costará entre tres y cuatro dólares y que los primeros que las recibirán serán los adultos mayores y los grupos en riesgo. Individuos cuya historia clínica de enfermedades precedentes los coloquen en un lugar de mayor vulnerabilidad con respecto al resto de la ciudadanía. En última instancia, recibirá su vacuna todo el resto de la población.

Asimismo completó su discurso en referencia a las ventajas que trajo para la nación participar del acuerdo: “Argentina accederá entre seis y doce meses antes, tiempo en el que no hubiéramos conseguido acceder si previamente no hubiéramos desarrollado este acuerdo. Nuestro país y México serán los responsables de la cadena de producción, lo que para nosotros es una gran alegría”, apuntó. En Argentina, AstraZeneca eligió al laboratorio mAbxience, parte del grupo Insud del empresario local Hugo Sigman, que será el responsable de la producción de la sustancia activa de la vacuna. “Esto es un inmenso desafío para la industria nacional y es un reconocimiento a la calidad de los laboratorios locales. Quiero expresar mi satisfacción por esto, porque pone a Argentina en un lugar de tranquilidad, de poder contar con la vacuna en tiempo oportuno cuando la necesitemos y en cantidad suficiente para cubrir la demanda que de forma más inmediata hay que cubrir”, continuó Fernández.

A su turno, el ministro de Salud Ginés González García, planteó: “Estamos contentos y orgullosos. Estamos tratando de asegurar el acceso y una manera de ello es que el precio sea razonable. No es fácil producir la materia prima de una vacuna de esta complejidad y que tengamos la capacidad nacional de producción nos llena de orgullo”. Enseguida enhebró un diagnóstico de la competencia mundial y de la situación de la candidata de Oxford en este escenario: “Esta vacuna viene a la delantera, ya existen publicaciones que marcan una extraordinaria capacidad de inmunidad de la vacuna con una sola dosis. El 91% de los voluntarios tienen inmunidad y con dos dosis el 100%”.

Luego, ante las consultas de los periodistas presentes en la Residencia de Olivos, Alberto Fernández enfatizó en que la noticia del acuerdo: “es un gran alivio para el futuro, no una solución para el presente”. En esta línea, destacó la importancia del aislamiento y de la responsabilidad social porque “el riesgo está y el virus no se ha ido. Hasta aquí nada mejor que preservarse, el aislarse”. De esta manera, hizo hincapié en la circulación y en las reuniones sociales como los factores principales en los que se debe concentrar la atención. “Vuelvo a pedirles que por favor entiendan el riesgo que estamos corriendo, los convoco una vez más a la prudencia de cuidarse”, culminó.

Sus características:

La vacuna está basada en un adenovirus, un patógeno que suele infectar a humanos y también a otros animales. “Lo que tienen de bueno las vacunas basadas en virus es que estos patógenos saben muy bien cómo entrar a nuestras células, son realmente expertos. En este caso, la propuesta de Oxford es inyectarnos uno que no es capaz de replicarse en nuestro cuerpo”, dice Juan Manuel Carballeda, investigador del Conicet en el Laboratorio de Virus Emergentes de la Universidad Nacional de Quilmes. Y continúa: “De hecho, al no replicarse en otras células, las vacunas suelen ser más seguras y no producen daños colaterales. Quizás el aspecto negativo es que, precisamente, al no replicarse puede que no sea suficiente con una sola inoculación para repeler al Sars CoV-2. Por el momento, se vio que despierta la respuesta inmunológica pero habrá que esperar”, advierte.

El sistema inmune humano detecta al agente infeccioso y esa respuesta inmunológica puede ser útil para el Sars CoV-2 y así prevenir la enfermedad. La pregunta que se abre, en este sentido, es: ¿por qué un adenovirus podría entrenar nuestras defensas para el coronavirus? “El adenovirus fue modificado genéticamente y expresa la proteína Spike (S). Es la más visible en su estructura y es la que utiliza el Sars CoV-2 siempre que quiere ingresar a nuestras células. Constituye el blanco ideal para aprender a atacar al coronavirus desde el sistema inmunológico”, describe Carballeda. Por intermedio de ingeniería genética, fue diseñada de tal manera que, aunque se asimila lo suficiente al coronavirus, no causa ningún peligro a las personas. Por ello, los responsables del análisis señalan que es “segura”.

Fuente: Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share

Login

Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: