El parque automotor creció 2,5% en 2019 y la antigüedad promedio se mantuvo arriba de 11,5 años

El parque automotor nacional superó en 2019 los 14,3 millones de vehículos, un incremento de 2,5% en relación al año anterior, por la incorporación neta de unas 350.000 nuevas unidades, a pesar de lo cual se mantuvo, leve pero sostenido, el proceso de envejecimiento, que alcanzó los 11,7 años promedio.

Así se desprende del informe anual que realiza la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac) sobre la Flota Circulante en Argentina, o Parque Vivo, que arrojó para 2019 un parque automotor de 14.301.524 vehículos, incluyendo automóviles, comerciales livianos y pesados.

Esta cifra representa un aumento del 2,52% respecto al cierre de 2018, cuando el parque nacional estaba compuesto por 13.950.048 de unidades.

Cruzando esta información con los datos de población, se concluye que en la Argentina hay una relación 3,15 habitantes por vehículo, un indicador que es ligeramente mejor al de México, 3,2; y al de Brasil, donde la media es de 4,8, o Chile, de 3,9.

El gerente general de Afac, Juan Cantarella, explicó que el informe deja «una primera lectura clara sobre el envejecimiento del parque de 2019 con respecto a 2018, y que seguramente caerá más en 2020 con las previsiones de reducción de ventas» que se estima estará en torno a los 240.000 unidades.

En ese sentido, el trabajo releva que la flota circulante en su totalidad, tiene una edad promedio de 11,7 años, frente a los 11,6 de fines de 2018, lo que si bien es una diferencia mínima, refleja un envejecimiento sostenido durante los últimos años por el menor nivel de patentamientos.

Si se tiene en cuenta sólo la flota de 2000-2019, la antigüedad es de 7,6 años, también aumentando respecto al año 2018 que era de 7,5, debido a la menor cantidad de incorporaciones y envejecimiento de la flota actual.

«Esto implica un parque que contamina más, que tiene un consumo de combustible menos eficiente y que tiene sistemas de seguridad activa y pasiva cada vez más alejados con respecto a los países desarrollados», explicó Cantarella en diálogo con Télam tras la presentación del informe.

En ese mismo sentido, si se divide el parque por la edad promedio, se llega al nivel de ventas anuales que debería ser necesario para mantener la antigüedad, lo que arroja 1,2 millones de vehículos a patentar cada año.

Esta cifra sólo para mantener la edad promedio estuvo próxima a ser alcanzada por el mercado local, que llegó a patentar hasta 950.000 unidades, pero que ahora está muy lejos de emular luego de un 2019 con 450.000 ventas y una proyección para 2020 en torno a los 240.000 unidades, lo que permite reseñar que «habrá vehículos cada vez más viejos».

Vinculado a una proyección comercial de la industria, pero también al rejuvenecimiento del parque automotor, Cantarella retomó la idea de que «un Plan de Renovación podría ser interesante como política permanente, pero si se tiene en cuenta que la mayoría de los vehículos vendidos al mercado interno son importados, cualquier incentivo repercutiría relativamente poco en la producción».

«Se deben desarrollar políticas articuladas con la exportación que permitan que en dos o tres años se logre un punto de inflexión, pero la reversión del envejecimiento del parque llevará varios años más», planteó el directivo de Afac.

El informe de la entidad que representa a las empresas autopartistas que proveen tanto a las terminales automotrices como al mercado de reposición, destacó que la flota vehicular estaba conformada por un 83,2% de automóviles, 13% de comerciales livianos y 3,8% de comerciales pesados, incluyendo camiones y ómnibus, sin considerar acoplados, remolques y maquinaria vial o agrícola.

En el parque automotor coexisten dos segmentos bien diferenciados de edades promedio, con un parque moderno y otro antiguo que es cada vez menor.

La Flota Circulante incluye unidades de hasta 20 años de antigüedad, que pasó de 10,37 millones en 2018 a 10,7 millones de vehículos en 2019.

Geográficamente, el 47,1% se encontraba concentrada en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, mientras que la provincia de Córdoba poseía la tercera mayor flota del país, y junto con Santa Fe y Mendoza sumaban el 23,6% de la flota total.

En cuanto a las motorizaciones, los vehículos exclusivamente a nafta representan el 51,8% de la flota y los Diesel el 34,9%, aunque la participación de estos últimos disminuyó en comparación con 2010, la cual llegaba al 37%.

En 2019, los vehículos convertidos a GNC disminuyeron su participación, alcanzando al 13,3% de la flota total circulante, mientras que aquellos con motorización híbrida (nafta/eléctrico) tuvieron un crecimiento importante de 1.000 unidades, alcanzando las 2.090 unidades al cierre de 2019.

En el caso de los automóviles, el 64% del parque circulante estaba representado por vehículos de origen importado, y en los comerciales livianos, los de origen importado eran el 34,6% y en el caso de los pesados, el 83%.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share

Login

Contraseña perdida?