El Salón Blanco lleva el nombre de “Presidente Dr. Raúl Ricardo Alfonsín”

Se realizó en la tarde del miércoles acto de imposición del nombre de ex presidente de los argentinos (1983 – 1989) al salón principal del Palacio Comunal. Dicho acto contó con la presencia de ex dirigentes y funcionarios del radicalismo florense e integrantes del comité  a nivel local como así también del intendente municipal, Esc. Ramón Canosa.  Al descubrir la placa recordatoria, la Dra. María Julia Giosa, integrante de la juventud radical, leyó un texto del escritor y periodista Alfredo Leuco. “Ya pasaron 33 años de aquella epopeya refundadora de la democracia. Este sistema que es el menos malo de los conocidos llegó para quedarse por 100 años más. Por eso Don Raúl está en la eternidad. Seguramente está tomando unos mates con don Hipólito Irigoyen y don Arturo Illia en el cielo de la austeridad republicana y la honradez. O saludando a la gente por las calles de la memoria, con dignidad y la frente alta, como le gustaba hacer aquí en la tierra. Don Raúl, el padre de la democracia recuperada, caminando lento, como perdonando el viento, según la poesía emblemática del día del padre. Don Raúl, firme en sus convicciones y peleando con coraje contra ese maldito cáncer que lo rompió pero que no lo pudo doblar. Como quería don Leandro Alem. Ahí está don Raúl que – mirado en perspectiva- fue uno de los mejores presidentes que nos supimos conseguir”. También recordó al ex presidente, el Dr. Darío Bruschi, ex Juez de Faltas local y hombre del radicalismo.

Audio Intendente Ramón Canosa

Darío Alfonso Bruschi  visita a la radio

Desde El Periodístico, y a tono con  las decisiones del arco político, en la mañana compartimos una entrevista  con el dr. Dario Bruschi, sobre los momentos que compartió durante la  presidencia del Dr. Raúl Ricardo Alfonsín.

“Fueron momentos muy  difíciles, y hay tener presente que no cualquier país del mundo sale de tantas situaciones, represión, conflictos armados, país heridos, y por su constitucionalismo de 6 años, hizo un avance demasiado rápido”, y afirmó “se hizo un cargo exitoso, más allá que los detractores  hablan de que entregó 5 meses antes el mandato”, pero consideró que la situación se dio luego de contener 3 conflictos armados y 13 paros “no se puede resistir a tantos movimientos” al tiempo que agregó “nosotros teníamos la experiencia previa con Arturo Illia, donde  ya  había una prensa y un  poder económico;  siempre son lo mismo. Los K no son santos de mi devoción pero  hay que reconocerles que los enemigos son los mismos en la prensa y el poder económico”.

Sobre la riqueza histórica de esos tiempos destacó Bruschi “no había cultura democrática, porque salíamos del gobierno de facto. Las clases medias que son el avance del radicalismo,  se sumaron, fue un acto de Fé; desde los 70 conocíamos a Alfonsín y es una locura  ver a un hombre que hablaba de paz, y hay muchos que le deben la vida a él también”.

En sus discursos siempre planteo la unión de la dirigencia política, “Con un lenguaje de paz, en junio  en 1982, en General Belgrano a pocos días nos invitan a una comida y había una poco de miedo;  todos fueron investigados, pero, encontrarte en el 82-83,y con Alfonsín y  ese discurso de paz, eran un  acto de Fé”, recordaba emocionado la trayectoria del dirigente que Radica,  quien por primera vez  en la Historia Argentina, logra mostrar a la sociedad los actos aberrantes cometidos en tiempos de la dictadura militar. Presentó en su momento Habeas Corpus por la desaparición de personas, creó la CONADEP; llevó a los militares a la justicia “había que enfrentar a los militares en aquellos tiempos” y volvió a inyectar en la sociedad la organización de la militancia.

Al momento de recordar su resignación al poder y habilitar la entrega del Ejecutivo Nacional a Carlos Menem analizó “Los dirigentes  tienen un relativo poder, pero el poder económico, como el de la Unión Industrial Argentina, fue el que le hizo  el golpe económico” y entre las anécdotas  contó el encuentro de despedida  en la Quinta de Olivos. “Nosotros estábamos en el Comité Nacional y de golpe aparece un enviado de Alfonsín, quien nos invita, a la quinta de Olivos; los micros los para la policía. Y no nos dábamos cuenta que se estaba despidiendo, había un joven que lloraba a moco tendido, y no sé si daba por descontado que la democracia por sí sola se cumple, el 8 junio de  1989, resigna su  poder y adelanta la asunción de Menem, y el que lo  sucede ya ha sido electo. Ahora con el tiempo creo, el haber elegido las autoridades con tanta anticipación fue un error.  No puede haber mucho tiempo entre el electo y la asunción porque la autoridad que está en el poder no puede ser”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share

Login

Contraseña perdida?